Miércoles 8 de Agosto, 2018

    Tendentza ha muerto... ya estaba sentenciado

    Publicado el | Expedientes S

    • El 2 de diembre de 2014 el cuerpo del comunero José Tendentza fue encontrado en el río Zamora.
    • Tendentza era un activista contra el extractivismo de la zona que no estaba de acuerdo con la empresa china ECSA.
    • Los dirigentes de la nacionalidad Shuar dicen no confiar en las investigaciones oficialistas y pretenden crear una fiscalía propia.

    1. TUNDAYMI….

    El viernes 28 de noviembre de 2014 se reporta a José Tendetza, dirigente de la comunidad shuar de Yanua, como desaparecido. El martes 2 de diciembre, su cuerpo aparece flotando en las riberas del río Zamora. La prensa, los abogados, las radios, la Fiscalía, el ministro del Interior, la opinión pública, las redes sociales se llenan de opiniones. Se exige, con todo el derecho del mundo, justicia, claridad, que se investigue. Pero han pasado ya dos meses y la investigación sigue en indagación previa.

    Foto: La comunidad de Tundaymi está en contra de la explotación minera, un logro del activismo de José Tendentza.

    En retrospectiva, el abogado que representa a la familia de José Tendetza, el Dr. Bruno Segovia, con oficina en Cuenca manifiesta que espera, que confía en que la justicia haga esta vez un trabajo transparente. Pero manifiesta su preocupación desde ya, pues en los días posteriores al fallecimiento, la Fiscalía y la Policía, en acción coordinada, llevaron a cabo un allanamiento a la vivienda de José Tendetza y a las propiedades de algunos vecinos que según sus primeras investigaciones tendían posibilidades de estar involucrados por comentarios sobre diferencias con Tendteza, pero no se ha dado el mismo trato a la empresa minera china ECSA.



    ¿Por qué José Tendetza?

    José Tendetza era un shuar nacido en la comunidad de Yanua, cerca a Tundayme, provincia de Zamora Chinchipe. Cuando ECSA era manejada por los canadienses, por necesidad económica y desconocimiento de los intereses de la minería a gran escala, trabajó por un año en esa empresa. Luego de conocer al mounstruo por dentro, y entender que los territorios ancestrales del pueblo shuar estaban siendo comprados por las transnacionales, y que los derechos constitucionales, en la práctica, no eran más que enunciados épicos en blanco y negro, empezó a organizar a su gente. Comenzaron a tener reuniones en las comunidades.

    Luego, con Domingo Ankuash, Raúl Ankuash y la dirigencia de la GONOAE (filial amazónica de la CONAIE), y con los Pueblos Del Sur (presididos por Abel Arpi) iniciaron una lucha sólida por la defensa de sus territorios. Tendentza incluso demandó a ECSA al sentirse perjudicado en su despido. Ecsa ejecutó una contrademanda en contra del fallecido líder shuar. En el trayecto de esta lucha su finca fue, en un momento, destruida.

    Entonces, motivos hay más de uno. José Tendetza representaba la lucha de varias nacionalidades y pueblos del sur del país. Pueblos del Sur lucha por la defensa de sus territorios en las provincias de Zamora, Morona, Azuay y Cañar. Habían planificado presentar en el, COP de Lima-Perú a inicios de diciembre del 2014, una denuncia contra ECSA  por daños ambientales. Como dicen por ahí, en esta historia no quedan cabos sueltos, están ministros, transnacionales, y grandes intereses económicos de por medio.

    Foto: Jorge José Tendentza, hijo del desaparecido José tendentza. Al fondo, la casa donde viviía toda su familia.

    Antes de José Tendetza, las vidas de Freddy Taish y de Wosco Wisuma también fueron segadas en incidentes confusos y violentos en que los intereses económicos acordados entre el Estado ecuatoriano y las transnacionales chinas han comenzado a chocar con los derechos territoriales de las nacionalidades y pueblos asentados en la amazonía ecuatoriana y es, justamente con la nacionalidad shuar, originaria de la zona, con quienes han sucedido estos lamentables hechos que contradicen la  Constitución de la República del 2008 y que han dejado a tres familias destrozadas: huérfanos, viudas, madres que lloran a sus hijos, cuyo único pecado fue tener conciencia de quienes son, de querer mantener sus ríos limpios, con pesca y que se respeten sus territorios.

    Foto: Jorge José Tendentza y sus hermanas sosteniendo una foto de su padre.

    Al llegar a Tundayme a la vivienda de la familia Tendetza - Ushap, Jorge José Tendetza el hijo mayor del líder shuar que apareció muerto en enero pasado habla de una manera altiva. Está orgulloso de quién fue su padre. Dice que la lucha por sus territorios continúa vigente, ahora más que nunca y que no descansarán en exigir al Estado ecuatoriano que investigue y aclare en qué circunstancias fue asesinado su padre. Sus hermanas, jóvenes entre 20 y 23 años, con sus niños en brazos, dicen estar asustadas, temen por la seguridad de sus vidas y de sus hijos. La madre de estos siete jóvenes también clama por que se aclare la desaparición y muerte de José Tendetza, tiene miedo y son  fastidiosos todos los comentarios que la  gente inventa alrededor de su tragedia. Sin él, el miedo se hace más fuerte cada día…



    Actualización sobre Tundayme: Inminentes desalojos y daños a la naturaleza en la zona de influencia del proyecto de minería a gran escala, mirador



     



    Gato encerrado»Teoría-práctica»»