Miércoles 8 de Agosto, 2018

    Acacho a la sombra del perito del caso Gabela

    Publicado el | Expedientes S

    • Acacho fue declarado culpable el 19 de julio de 2013 de terrorismo y sabotaje, y más tarde por homicidio, por la muerte del profesor Bosco Wisuma en una protesta indígena.
    • Roberto Carlos Meza Niella, perito argentino del caso Gabela, también efectuó un examen balístico en esta investigación.
    • El juicio se inició por sabotaje, terrorismo y muerte, pero la sentencia se dicta por terrorismo organizado.

    Pepe Acacho: 'El perito del caso Gabela también trabajó bajo presión en el caso Wisuma'

    En febrero pasado, el legislador shuar por Pachakútik, Pepe Acacho,  solicitó que la Comisión de Justicia de la Asamblea pida que el Ministerio de Justicia entregue una copia del contrato con Roberto Carlos Meza Niella, perito argentino que efectuó un examen balístico del disparo que, el 30 de septiembre de 2009, mató al profesor amazónico Bosco Wisuma. 

    Foto: Pepe Acacho fue llevado a su audiencia y exhibido a la prensa como un reo.

    El deceso se produjo en un confuso episodio en medio de una protesta convocada por la Conaie, máxima agrupación indígena de Ecuador,  para rechazar  el proyecto de  Ley de Aguas, elaborado y promovido por el Gobierno, que se aprestaba a aprobar el oficialismo. Ese fue el primer levantamiento convocado por el movimiento indígena contra el Gobierno de Rafael Correa, su exaliado y cuya candidatura presidencial apoyó en 2006 y en 2007 lo llevó a la primera magistratura. Los manifestantes acusaron a la Policía de la muerte y el Gobierno los responsabilizó a ellos.

    Roberto Meza es el mismo perito que causó revuelo en Ecuador al denunciar que fue presionado por funcionarios de los ministerios de Justicia y Defensa para que eliminara del informe sobre la muerte del general Jorge Gabela 35 hojas que correspondían a la compra de siete helicópteros Dhruv a India. Gabela denunció irregularidades en esa adquisición y murió en circunstancias aún no esclarecidas. Acacho, expresidente de la Federación Shuar y vicepresidente de la Conaie, afronta, junto con el dirigente y consejero amazónico Pedro Mashiant, un juicio penal en el que recibieron, en primera instancia, una condena de 12 años de prisión y una multa de $4.418. Acacho recuerda que la notificación de la sentencia llegó un viernes por la noche para evitar que se presentaran los recursos a tiempo. La ley da tres días para apelar.

    El 19 de julio de 2013, Acacho y Mashiant fueron declarados culpables de terrorismo y sabotaje, figura a la que más tarde los jueces agregaron homicidio, en referencia a la muerte de Wisuma. Acacho es acusado de instigar a los indígenas a manifestantes con lanzas envenenadas y a levantarse en armas contra el Gobierno de Correa, una de las cuales habría sido la que impactó en Wisuma y le quitó la vida, según la versión oficial. El líder indígena desestima esa acusación y su defensa demandó la nulidad del proceso. La Corte Provincial de Morona Santiago negó ese recurso.

    Luego, la defensa de Acacho presentó un recurso de casación hasta la fecha sin respuesta. El legislador cree que la audiencia de casación tendrá lugar en marzo de 2015, por cuanto los nuevos jueces de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) han sido posesionados y está conformada la Sala Penal que debe analizar y resolver el caso en última instancia. Pepe Acacho no confía en la Justicia ecuatoriana pues asegura que está sometida al Gobierno, en particular al Poder Ejecutivo, por lo que teme que la condena sea ratificada.

    Su posición no ha cambiado y asegura que irá a la cárcel para demostrar que en Ecuador no hay independencia de poderes y que el Gobierno de la revolución ciudadana y de izquierda persigue a dirigentes indígenas y a líderes de la misma tendencia. Mientras tanto, continúa la espera y Acacho no está dispuesto a pasar por alto las contradicciones detectadas en el informe presentado por el perito Roberto Meza. Él espera que la Comisión legislativa de Justicia transparente el contrato de servicios, el monto y las condiciones de trabajo bajo las cuales el Ministerio de Justicia solicitó el trabajo del experto argentino.



    Peritaje»Entrevista»»Juicio»»