¿Cómo funciona un Troll Center en Rusia? Un troll profesional lo cuenta todo

Publicado el | OTRAS MIRADAS

  • Marat Burkhard es un extroll que trabajó en los centros de redes sociales del régimen de Rusia
  • Las personas que entran a trabajar al troll center son bien remuneradas, pero tienen que trabajar bajo presión haciendo "debate público" ficticio en redes sociales para posicionar temas.
  • Este artículo fue publicado originamente en Radio Europa/Radio Liberty

Por Dmitry Volchek y Daisy Sindelar

Publicado el 25 de marzo de 2015 en

Radio Free Europa/ Radio Liberty

Traducido por Mil Hojas

Cada vez más, los mensajes y comentarios en la Internet en Rusia e incluso del extranjero son generados por trolls profesionales, muchos de los cuales reciben un salario más alto que el promedio para perpetuar en línea un diálogo pro-Kremlin.

Fotoilustración: "Todas las cortinas se mantienen cerradas", dice el extroll ruso Marat Burkhard. "Teníamos prohibido salir afuera durante todo el día".

Hay miles de cuentas falsas en Twitter, Facebook, LiveJournal, y VKontakte, todas ellas cada vez más centradas en la guerra en Ucrania. Muchos de estos comentarios emanan de la más famosa "fábrica de trolls" de Rusia, el Centro para la Investigación del Internet, un edificio modesto en la calle Savushkina de San Petersburgo, donde se trabaja 24 horas. En las últimas semanas, ex empleados han aceptado hablar con RFE / RL sobre la vida interior de la fábrica, donde cientos de personas trabajan laboriosamente turnos de 12 horas a cambio de 40.000 rublos  o más (700 dólares) al mes.

Un bloguero de San Petersburgo, Marat Burkhard, pasó dos meses trabajando en en el Centro de Investigación de Internet, en el departamento encargado de "obstruir"   con comentarios pro-Kremlin los foros de los sitios web municipales de Rusia. En la siguiente entrevista, describe un día típico de trabajo y el tipo de tareas que le encomendaban.

Artículo relacionado: No deje de leer 'Troll center: derroche y acoso desde las redes sociales en Ecuador' AQUÍ.

RFE / RL: Marat, usted escribió en su blog que su tiempo en el Centro de Investigación de Internet le dio suficiente material para un libro entero. ¿Por qué decidió escribir allí? ¿Por el entretenimiento? ¿Por la aventura?

Marat Burkhard: Sí, por la aventura es la expresión correcta. Porque en mi opinión, este tipo de trabajo no existe en ningún otro lugar.

RFE / RL: ¿Fue difícil conseguir el trabajo?

Burkhard: Sí, fue duro. En primer lugar, tienes que escribir textos de muestra y luego ellos deciden si usted es apto para el trabajo. Es un mecanismo para descartar a quienes no son aptos.

RFE / RL: ¿Qué tipo de textos?

Foto: El extroll ruso, Marat Burkhard, que decidió contar su experiencia en los centros de redes sociales del régimen ruso.

Burkhard: Primero te hacen escribir algo neutral - Vegetarianismo: Pros y contras. Después de eso, las tareas van más al grano - por ejemplo, ¿qué es lo que pienso acerca de los convoyes humanitarios en Donetsk?

RFE / RL: ¿Se vio obligado a ocultar sus verdaderas creencias?

Burkhard: Sí, soy pro-occidental. Eso es natural para mí y para ellos, por supuesto, no lo es. Yo no escribí nada sobre mis puntos de vista. De lo contrario, no me habrían contratado; me habrían arrojado fuera inmediatamente. Ellos constantemente llevan a cabo controles ideológicos sobre todo lo que escribes. Me pillaron un par de veces; Tuve algunos momentos irresponsables.

RFE / RL: ¿Le ofrecieron inmediatamente el salario de 45.000 rublos, o usted consiguió aumentos graduales hasta llegar a ese punto?

Burkhard: No, lo obtuve inmediatamente - siempre y cuando cumpliera mi cuota. Es una verdadera fábrica. Hay cuotas de producción, y al cumplir con su cuota se obtiene los 45.000. La cuota es de 135 comentarios por turno de 12 horas.

RFE / RL: ¿Cuántos departamentos hay en el Centro de Investigación de Internet?

Burkhard: Es un edificio moderno, de cuatro plantas. Hay un departamento de LiveJournal, un departamento de noticias, un departamento donde crean todo tipo de imágenes y demotivators (Nota del editor: Demotivators -desmotivadores- son gráficos satíricos que tienden a socavar aquello a lo que aluden), un departamento donde hacen vídeos. Pero nunca estuve en esos departamentos. Cada uno de ellos tiene su propia oficina, mesas, y las computadoras, y nadie anda paseándose de un lado a otro. Todo el mundo se queda en su lugar.

RFE / RL: ¿Cuántas personas había en su departamento?

Burkhard: Veinte.

RFE / RL: ¿Trabajaba 12 horas al día?

Burkhard: Sí. Había turnos diurnos y nocturnos.

RFE / RL: ¿Usted tenía que sentarse en la oficina o era posible trabajar desde casa?

Burkhard: No hay trabajo a control remoto. Por la noche, entra en acción un turno diferente. Yo trabajaba el turno de día.

RFE / RL: Entonces ¿usted se sentaba en una oficina durante 12 horas sin siquiera salir? ¿Por qué esos turnos gigantescos?

Burkhard: Son dos días de trabajo, dos días de descanso. Así que ellos creen que tienes que trabajar 12 horas a la vez en lugar de ocho.

RFE / RL: Entonces, ¿qué hacía su departamento?

Burkhard: Nuestro departamento comentaba posts. Cada ciudad y pueblo en Rusia tiene su propia página web municipal con su propio foro de comentarios. La gente escribe algo en el foro - algún tipo de noticia - y nuestra tarea era hacer comentarios al respecto. Lo hacíamos dividiéndonos en equipos de tres. Uno de nosotros hacía de "villano", la persona que no está de acuerdo con el foro y critica a las autoridades, con el fin de traer una sensación de autenticidad a lo que estamos haciendo. Los otros dos entraban en debate con él - "No, no tienes razón, todo aquí es totalmente correcto." Uno de ellos debía proporcionar algún tipo de gráfico o imagen que encajaba en el contexto, y el otro tenía que enviar un enlace a algún contenido que apoya su argumento. ¿Lo ves? Villano, foto, enlace.

RFE / RL: Entonces ¿ustedes tres se sientan juntos, y se ponen de acuerdo sobre quién va a hacer qué en esa representación?

Burkhard: Sí, ese es el tipo de absurdo que sucede. No hablamos demasiado, porque todo el mundo está ocupado. Un solo comentario se supone que no debe ser de menos de 200 caracteres. Uno tiene que sentarse allí y escribir y escribir, sin fin. No hablamos, porque podemos ver por nosotros mismos lo que los otros están escribiendo, pero en realidad ni siquiera tenemos que leerlo realmente, porque todo son cosas sin sentido. Las noticias se escriben, alguien más comenta sobre ella, pero yo creo que la gente real no se molesta en leer nada de eso en absoluto.

De esta manera nuestro pequeño trío atraviesa el país, parando en cada foro, comenzando con Kaliningrado y terminando en Vladivostok. Nosotros creamos la ilusión de que existe actividad real en estos foros. Escribimos algo, y nos respondemos uno al otro. Hay palabras clave, etiquetas, que son necesarios para los motores de búsqueda. Nos dan cinco palabras clave - por ejemplo, "Shoigu", "ministro de Defensa", "ejército ruso." Los tres tenemos que asegurarnos de que estas palabras clave aparezcan a cada rato en nuestros comentarios. Estas palabras ni siquiera pueden ser conjugados o declinadas. ¡A veces es muy difícil escribir cuando no se puede utilizar ninguna declinación!



Troll 2»Troll 3»»