El rompecabezas del narcotráfico en Ecuador (1)

Publicado el | REPORTAJE

  • ¿Qué tienen en común los sonados casos de la Narcovalija, Huracán Verde, Huracán de la Frontera, Resurgir y la captura de narcoavionetas?
  • ¿Cuáles son las conexiones del narcotráfico con el Estado?
  • Esta es la primera entrega de una amplia investigación dividida en tres partes.

"Nos estamos convirtiendo en una narco democracia hace bastante tiempo"

Francisco Huerta, presidente de la Comisión de la verdad, bombardeo a  Angostura, 2008



En el rompecabezas del narcotráfico hay aún muchas piezas por colocar. Sin embargo, se tiene un panorama bastante claro. ¿Algo tienen en común los sonados casos: Narcovalija, Huracán de la Frontera, Huracán Verde, Resurgir, e incluso la captura de narcoavionetas en la hacienda La Clementina a finales de 2014? Ese algo, es la penetración en las instituciones del Estado ecuatoriano de los principales carteles internacionales de la droga y el crimen organizado.

Foto: el agente policial Juan Carlos Calle Serna fue detenido tras las investigaciones del caso Huracán de la Frontera. El narcotráfico se vale de las conexiones de funcionarios públicos.

Durante los últimos ocho años, Ecuador ha sido testigo de las más fragosas historias de drogas. Hace rato que el país dejó de ser un territorio de tránsito de estupefacientes para constituirse en un gran laboratorio de procesamiento, acopio y exportación, utilizando sumergibles, lanchas rápidas, aviones, avionetas, conteiners, valijas. De la cifra de 6 mil millones de dólares anuales que produce la industria de la droga en Ecuador, aproximadamente U$ 2 mil 500 millones al año contaminan la economía nacional.





Base de Manta, el antes y el después

Podríamos marcar un antes y un después de la salida de la Base de Manta y, con un simple análisis de las cifras presentadas por la Policía, evidenciar algunos de los detalles que se esconden detrás de esta cortina de humo que se ha creado para encubrir el grave momento que vive el Ecuador dentro del fenómeno del narcotráfico, que según Francisco Huerta, expresidente de la Comisión de la Verdad en el bombardeo a Angostura, “nos está convirtiendo en una narcodemocracia”.

En 2014, la Policía reportó la cifra de 60 toneladas de droga decomisada y es la cantidad más alta desde el 2009. Datos del Ministerio del Interior refieren que, en los últimos ocho años, la Policía detectó 320,82 toneladas. El 87% de los decomisos de este año corresponde a sustancias ilícitas con destino internacional, mientras que el 13% era para el consumo interno.

La UNODC destacó también, en su último informe, que Ecuador es el tercer país del mundo con más decomisos de alcaloides y se encuentra detrás de Colombia y de Estados Unidos. Claramente podemos advertir que el incremento de las incautaciones significa una mayor circulación de estupefacientes en el país. Los cálculos del Gobierno de EEUU refieren que hasta 110 toneladas métricas de cocaína pasan anualmente por Ecuador. Es decir, la Policía decomisa apenas la mitad de la carga ilegal que circula cada año.

Luego de cinco años de la salida de la Base de Manta, los resultados son alarmantes. Más allá de la cifras, es una realidad reconocida desde el corazón de la propia institucionalidad. Marcando claramente distancias con el término, soberanía, el exjefe del Comando Conjunto de las FFAA, general (r) Ernesto González, en su libro 'Testimonio de un comandante' vuelve a poner el dedo en la llaga y recuerda la peligrosidad de la herida. "Desde el punto de vista de seguridad, no estoy hablando de soberanía ni de oferta de campaña que hizo el señor Presidente, solo desde el punto de vista de seguridad estoy diciendo que con la presencia del ‘FOL’ norteamericano las condiciones de vigilancia y de control del territorio continental y del territorio marítimo estaban en mejores condiciones".

Operativo Huracán Verde

En octubre del 2007, la Policía del Ecuador capturó en Esmeraldas a siete ciudadanos con 3.7 toneladas de cocaína, en el operativo denominado “Huracán Verde“. El alcaloide que estaba en tanques de agua bajo tierra, pertenecía a los hermanos Jefferson, Miguel y Édison Ostaiza Amay.

Foto: En 2009 la Policía puso en su lista de los más buscados a Jefferson Ostaiza.

Otros detenidos en el operativo fueron Edgar y Doris Riascos Enríquez, esta última era una de las convivientes de Jefferson Ostaiza y emparentada con la esposa del narcotraficante Luis Ferrín. En el informe de Angostura se establece que las Farc mantenían frecuentes reuniones con los hermanos Ostaiza en la hacienda “El Aromo“. Igualmente se precisa que “los Riascos y los Ferrín fueron identificados por agentes de inteligencia como los encargados de transportar clorhidrato de cocaína hasta las costas de Esmeraldas, desde donde pensaban sacarlo en un semi – sumergible que se estaba construyendo en la orilla norte del Mataje (río Mataje)".

Simultáneamente a esta captura, despegaba un avión desde el pequeño aeropuerto de Tachina, provincia de Esmeraldas, con destino a México. Esa aeronave salió de Quito el 20 de octubre, a las 13:38, hizo escala en Tachina, y luego partió a Acapulco. Ese mismo día, el avión fue detenido en México por la policía antinarcóticos, encontrándose huellas de cocaína.

Foto: Ignacio Chauvín y Jefferson Ostaiza, durante el juicio que se les llevó a cabo en San Lorenzo del Pailón, al norte de Esmeraldas.

De acuerdo con la Comisión del caso Angostura, en este avión se intentó exportar las 3,7 toneladas de clorhidrato de cocaína incautadas en una finca del sector de Colope - Esmeraldas. Según la Fiscalía Antinarcóticos de la provincia del Guayas, los propietarios de dicha droga eran los hermanos Ostaiza, líderes de una red de narcotráfico vinculada a los carteles de Cali y de Sinaloa.

Originalmente el avión había volado de México a Quito, donde aterrizó sin contar con los permisos de las autoridades de Ecuador. Allí permaneció 13 días, en un hangar de la FAE (Fuerza Aérea Ecuatoriana). Sorprendentemente en ese lapso, la DAC (Dirección de Aviación Civil) legalizó la irregular presencia de la aeronave en el país. Sobre el referido caso, la DAC entregó al presidente Rafael Correa un informe reservado en el que explica por qué el avión modelo GLF59, de la compañía Empresarios del Calzado S.A , procedente de México, aterrizó sin autorización en Quito, permaneció allí 13 días y regresó a México desde un aeropuerto local, el de Tachina, violando la legislación aérea.

El informe fue suscrito por Eduardo Larrea Cruz, director encargado de la DAC, y en su parte central señala que el cambio de ruta fue legalizado por el entonces subdirector de la DAC, el comandante Milton Martínez, el texto dice: “Por disposición del señor subdirector Milton Martínez, por intermedio del señor José Ácaro, se cambia la ruta de salida de este mismo radiograma (autorización) ya transmitido. Operará Tachina-México (directo)”. Esta información salió detallada en diario El Universo.

De acuerdo a la Ley Aeronáutica Ecuatoriana, los aviones extranjeros solo pueden aterrizar y despegar desde una pista internacional. Esa categoría la tienen las pistas de Quito, Guayaquil, Manta y Latacunga. El avión detenido el 20 de octubre del 2007 en México, era pilotado por Jorge Arévalo Kessler, vinculado al cartel de Sinaloa.

DEA captura aviones de empresario ecuatoriano

A los pocos días del escándalo “Huracán Verde“, Eduardo Larrea Cruz abandonó la DAC y montó, con su hermano Juan Pablo la empresa Sky Ecuador y una escuela de aviación en la provincia de Santo Domingo de los Colorados. Poco tiempo después Juan Pablo Larrea y su madre María Cruz constituyen la compañía Sky Jet Elite Corp., en Florida – USA, la cual registra al menos tres aeronaves. Un súbito crecimiento económico de la familia.

El mes de julio de 2014, la DEA capturó en el aeropuerto de Fort Lauderdale (Florida), varios aviones de la compañía Sky Jet Elite, que pudieron haber servido para viajes secretos de algunos funcionarios del Ecuador, según la denuncia realizada por el legislador ecuatoriano Cléver Jiménez. Se trata del jet ejecutivo Gulfstream II, de matrícula N378MB, y de dos avionetas tipo Cessna, de matrículas N-438EL y N-576RA.

Varias acciones irregulares en torno a la operación de Sky Jet Elite y sus vuelos a Estados Unidos llamaron la atención del legislador Jiménez, quien inició una investigación. El 30 de enero de 2013, solicitó que la Dirección de Aviación Civil informe de los vuelos del jet Gulfstream. La DAC remitió un listado de 21 viajes correspondientes al 2013 que partieron desde el aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil a Nueva York y Florida, principalmente. En todos esos vuelos no se reportan pasajeros ni carga, esa información se encuentra protegida. Foto: La aeronave de la empresa Sky Jet cuando fue incatada por la DEA, en EE.UU. (Imagen de Infobae)

Vale recordar que la agencia antidrogas de Estados Unidos, DEA, realiza operaciones de esta naturaleza exclusivamente por dos razones: narcotráfico y lavado de activos. En octubre de 2014, la familia Larrea Cruz respondió que la intervención de la DEA se basó en una denuncia falsa, presentó una denuncia en la Fiscalía de Ecuador, en contra de Cléver Jiménez, Esteban Saltos y Emilio Palacio, y anunció que, en los próximos días serían devueltas las aeronaves. Hasta el cierre de esta investigación (mayo de 2015) las aeronaves permanecían bajo control de la DEA.

Sobre esto, Juan Pablo Larrea organizó una rueda de prensa en la que su abogado, Fernando Larrea, mencionó que "No hay indicio alguno de que exista una participación de ellos (Juan Pablo Larrea y otros accionistas de la compañía), en un acto tan abominable como el tráfico de estupefacientes", tal como lo publlicó El Comercio. La reacción de los denunciados fue iniciar un proceso contra Cléver Jiménez y obligar a El Comercio a publicar una rectificación a la noticia.



Pierina y Ostaiza»Resurgir»»