Miércoles 8 de Agosto, 2018

    Ricardo Patiño, el mecenas de los Latin Kings

    Publicado el | REPORTAJE

    • Los Latin Kings piden ayuda económica para sus actividades particulares a organismos como la Cancillería.
    • Esta organización, que en 2009 firmó un acuerdo de legalización y de paz para dejar sus cuestionadas actividades, realizó una afiliación masiva de sus miembros a las juventudes del movimiento gobiernista Alianza País.
    • Han sido pieza importante en las actividades de contramarchas, tanto en Quito como en Guayaquil.

    El 7 de agosto de 2015,  los Latin Kings, grupo que se halla en proceso de inserción social, solicitó un aporte de $35.000 para el concierto Paz Urbana en Estados Unidos. De ese monto, $10 mil fueron pedidos al canciller, Ricardo Patiño, pese a que desde el 22 de julio estaba en medio de una licencia para atender problemas internos de su movimiento político.

    Imagen: Facsímil de la carta enviada por los Lating Kings a Ricardo Patiño.

    MilHojas.is accedió a una copia de la carta en la que la Corporación de Reyes y Reinas Latinas del Ecuador, mejor conocida como Latin Kings, solicita a Ricardo Patiño un aporte de $10 mil para financiar parte de los $35 mil que requería para realizar un concierto. Así, las actividades sociales de los Latin Kings son financiadas por el Estado, por instituciones como Cancillería, encargada de la política internacional, mientras su titular, Ricardo Patiño, reorganiza las bases de su movimiento político, Alianza PAIS.

    El oficio fue enviado después de que, por disposición del presidente, Rafael Correa, Patiño, el jefe de la diplomacia ecuatoriana, empezara a promover el llamado ‘Diálogo sobre la Equidad y la Justicia’.

    Patiño, en declaraciones divulgadas por la prensa, explicó que mientras Pabel Muñoz, secretario nacional de Planificación, impulsa el diálogo con grandes organizaciones, él hará lo propio con los barrios,  las organizaciones cristianas de base, de economía popular y solidaria, las cooperativas, los indígenas, los pescadores, los afrodescendientes y otros colectivos.

    En la misiva  –verla completa en este link–, los Latin Kings se definen como una organización juvenil que cuenta con 3.000 miembros en todo el país y que participa en procesos de inserción social mediante estrategias de emprendimiento y actividades culturales. Una de ellas  es el proyecto Paz Urbana, “que busca impulsar propuestas de convivencia ciudadana y la construcción de una cultura de paz entre los jóvenes”.

    Según dice la carta, esa fue la sexta edición del festival Música Urbana por la difusión de los derechos y deberes de los jóvenes, bajo el lema 'Los derechos llegan a las calles'.

    A decir del colectivo, este es un nuevo enfoque, pues considera que la difusión de los derechos se ha efectuado tradicionalmente desde perspectivas equivocados y discriminando a ciertos grupos.

    Por ello, y aprovechando la aceptación de géneros urbanos como el Hip Hop y el Reggaetón entre los jóvenes, los Latin Kings plantean explotarlos con letras que promuevan la no violencia, la solidaridad, los derechos y deberes.

    En el detalle de gastos a cubrir con los $35 mil figuran cinco pasajes a Nueva York  para cinco expositores, estadía de una semana, alimentación y movilización.

    Como parte del evento se realizó también el Segundo Foro Internacional de Participación Juvenil 'Los derechos llegan a la calle' y un Foro Académico, con la participación de representantes de los Latin Kings, de los ministerios del Interior y de Justicia, de la Dirección Nacional de la Juventud (MIES), gestores Comunitarios, académicos e  investigadores.

    La programación también incluyó el Encuentro Nacional Universal, que, según consta en el documento al que Mil Hojas tuvo acceso, estaba agedado para el 30 de agosto en Quito.

    Ese fue un espacio de socialización del trabajo realizado, avances y resultados obtenidos en trabajos con el Estado, metas y compromisos. Como invitados  especiales estaban invitados al evento los  ministros José Serrano, María de los Ángeles Duarte, Guillaume Long y el prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja.

    Para conocer cómo se desarrollaron estos eventos y los beneficios para el Ecuador, MilHojas.is llamó a los números de contacto que la Corporación Reyes Latinos puso en la carta a Patiño: 0984586080 / 0993673802 , pero nadie respondió.



    Gobierno-Latin Kings-Ñetas, una relación que se afianza

    El 8 de abril último, la primicia publicada por el oficialista diario El Telégrafo de que cerca de 250 miembros de grupos urbanos como Latin Kings, Corporación, Ñetas y Master of the steeet se afiliaron al gobernante movimiento Alianza País (AP), dio cuenta de que esa relación va viento en popa.

    Imagen: El ministro del Interior, José Serrano, junto con los Latin Kings.

    “El Estado nos ha visibilizado como organizaciones juveniles, estamos construyendo otra imagen para que nuestros derechos sean reconocidos de manera que podamos exponer nuestro problemas y contribuir con soluciones desde nuestra perspectiva”, dijo a El Telégrafo  Diego Carrillo, representante de los Latin Kings, tras hacer efectiva su afiliación a AP.

    En las últimas contramarchas a favor del Gobierno, estos colectivos fueron clave para el Gobierno. Tras varias grescas entre grupos pro y anti Correa, varios ciudadanos denunciaron haber sido atacados por miembros de esos grupos.

    No obstante, el presidente, Rafael Correa, les ratificó su respaldo incondicional.  Durante su trigésima sabatina  en El Puyo dijo que los Latin King son un ejemplo para el mundo y que su Gobierno no reprimirá  a esos jóvenes, como se lo está haciendo en España y otros países, sino incorporarlos a la sociedad.

    "A mí los Latin King me recuerdan mucho a los Boy Scout –grupo al que Correa pertenece desde su niñez-. Con sus principios con sus leyes, con su hermandad. Tienen esos mismos principios de honorabilidad".

    También aseguró que, una vez que sean reconocidos como corporación, podrán obtener créditos y ser capacitados para abrir sus empresas.

    El  grupo firmó un acuerdo de paz y legalización el 1 de noviembre de 2009. Lo hizo tras una alianza alcanzada por la Subsecretaría del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

    Un año más tarde, para agilitar el cumplimiento de su compromiso de dejar la violencia, crearon la Fundación SerPaz.



    MilHojas.is