Protesta por las enmiendas: los nombres detrás de la represión

Publicado el | Expedientes S

  • El 30 de noviembre se realizó una reunión de alto perfil para definir las acciones a tomar ante las previsibles protestas por la aprobación de las enmiendas constitucionales.
  • La Secretaría de Inteligencia, la Secretaría de Comunicación, la presidenta de la Asamblea, el ministro José Serrano, entre otros, delinearon la brutal represión contra el pueblo.
  • MilHojas.is obtuvo el documento de la reunión organizada por la Secretaría de la Administración Pública.

Dijo el escritor Juan Carlos Onetti que la forma mas repugnante de mentir es decir la verdad, aquella que logra ocul­tar el alma de los hechos, porque estos son siempre vacíos, como recipientes que toman la forma del sentimiento que los llena.

Alianza PAIS lo entiende a la perfección y lo cumplió este 3 de diciembre: mientras en las calles que rodean la Asamblea Nacional, centenas de policías armados, cubiertos con trajes balísticos con capacidad de absorber golpes, apoyados por la caballería, con armaduras de polímeros de alta resistencia, el ministro del Interior José Serrano, como voz oficial del Estado, denunciaba la agresión a los uniformados.

Documento: Síntesis de reunión en  la que se evaluaba cómo se accionaría la represión ante las protestas por las enmiendas.

“Mientras la Democracia triunfa en la asamblea, agredían a los policías que evitaban confrontaciones” escribió José Serrano. Es el Estado como víctima de los ciudadanos.

Fueron bombazos y toletazos de alta eficiencia ya que los policías lograron identificar a los líderes opositores y golpearlos con fuerza.

El control de las manifestaciones se concretó el 30 de noviembre en una reunión del llamado Comité Estratégico conformado por Pedro Solines, secretario de la administración; Vinicio Alvarado, ministro coordinador de la producción; Patricio Barriga, secretario de Comunicación, Paola Pabón, secretaria nacional de acción política; Carlos Baca Mancheno, asesor del presidente de la República; Omar Simon, secretario general de la presidencia; María Augusta Enríquez, asesora de Vinicio Alvarado; y Ricardo Patiño, Canciller de la República.

En esa reunión se analizó el informe de inteligencia, sesión del pleno, movilización social, comunicación y operativo de seguridad. En la planilla de reunión se especifica que ese proceso estuvo a cargo de la Secretaría Nacional de Inteligencia, la Asamblea Nacional, la Secretaria de Gestión Política y el movimiento PAIS.

Participaron además otras autoridades como José Serrano, ministro del Interior; Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea Nacional; aparece el nombre del asambleísta de PAIS, Juan Carlos Cassinelli; Gustavo Baroja, prefecto de Pichincha; y Eduardo Paredes, como asesor del canciller Ricardo Patiño.

Imagen: Los cientos de policías estaban realmente preparados para la represión.

Como miembros de soporte al comité estratégico consta Roberto Wohlgemuth, subsecretario nacional intergubernamental; Fausto Jarrín, subsecretario de coordinación interinstitucional; Andrés Granada, subsecretario de Pueblos  y Jacobo García por PAIS.

Guillaume Long consta en la lista de convocados pero su presencia fue para exponer su plan cultural para fiestas de Quito.

En esa reunión se analizó el informe de inteligencia, sesión del pleno, movilización social, comunicación y operativo de seguridad. En la planilla de reunión se especifica que ese proceso estaría a cargo de la Senain, la Asamblea Nacional, la Secretaria de Gestión Política y el movimiento PAIS.

El resultado de este operativo de seguridad fue 21 personas detenidas y decenas de heridos, entre ellos el presidente de la Ecuarunari, Carlos Pérez Guartambel, y un reportero gráfico de diario El Comercio. Esto, mientras en otros sectores de la ciudad se desarrollaba una veintena de actos para “celebrar” las fiestas de Quito.

Los detenidos fueron sentenciados a 15 días de cárcel y al pago de $200 a cuatro policías. 

El cargo por el que se les imputó: proferir expresiones en descrédito o deshonra en contra de otras personas. El juez Rafael Pérez hizo el dictamen amparado en el artículo 396, numeral 1, del Código Orgánico Integral Penal.

Por otra parte, una mujer denunció que su hija fue agredida por la policía a caballo. La niña, de 9 años, fue a parar al hospital Eugenio Espejo. Cuando la mujer denunció el hecho, la Fiscalía le explicó que en estos casos la Policía no puede ser acusada.





MilHojas.is