Hoy es mircoles / 17 de octubre de 2018

    Gobierno se endeuda para testear sus campañas de autopromoción

    Publicado el | REPORTAJE

    • La Secretaría de la Administración Pública creó la Subsecretaría de Seguimiento Ciudadano para medir la efectividad de sus campañas masivas de adoctrinamiento, propaganda y autopromoción.
    • A través de endeudamiento externo, esa subsecretaría testea campañas como 'El pasado no volverá', 'Somos +', 'Canción renacer del optimismo', 'La herencia de RC', 'Es por ti Diálogo Nacional', o 'Ecuador país de Paz'.



    Video: La efectividad de la campaña #ElPasadoNoVolverá fue una de las obsesiones del exsecretario de la Administración Pública, Vinicio Alvarado.

    José Miguel Delgado Vélez es un militante de la Revolución Ciudadana. Es parte de la nómina de empleados de la Secretaria Nacional de la Administración Pública y antes había sido Coordinador General de Infocomunicaciones y proyectos especiales en la Secretaría Nacional de Inteligencia, Senain.

    Delgado Vélez es uno de los tantos funcionarios que monitorea el millonario gasto que realiza el Gobierno para mantener el Estado de Propaganda. La Secretaría de la Administración Pública destina mucho dinero a la publicidad y para realizar el seguimiento de esos recursos constituyó la Subsecretaría de Seguimiento Ciudadano, desde allí se gerencian cada uno de los proyectos comunicacionales  que mantienen las diversas entidades del Estado.  

    Como la burocracia requiere varios pasos para lograr sus objetivos esa subsecretaría constituyó una unidad ejecutora llamada “Dirección Nacional de Contacto Ciudadano”, que es la instancia que autoriza el proyecto, asigna el dinero y establece metódicamente los avances de cada campaña que emprende el régimen a su favor. 

    Por ejemplo, el funcionario Enrique Alejandro Pérez Flor lideró en 2015 el Proyecto “Desarrollo de Estrategias Comunicacionales periódicas”, un programa de implementación de “mecanismos de difusión de la imagen gubernamental y relacionamiento ciudadano”.  

    En términos simples consistió en elaborar una estrategia general de comunicación que sirva de guía para la gestión de las campañas publicitarias del Gobierno y a su vez permita generar decisiones en materia de publicidad oficialista. Su costo inicial fue $305,760 pero en diciembre de 2015 la Secretaría de la Administración Pública estimó el valor final en  $617,090 ¿El beneficio? Sólo ellos saben. 

    Como es costumbre de la revolución, lo primero que hace es guardar su imagen, por eso los resultados se presentan en una impecable matriz que detalla los resúmenes ejecutivos, se marcan además los hitos importantes en la ejecución, los indicadores de progreso y el avance financiero, bla, bla bla...





    Los proyectos que maneja la Dirección de Contacto Ciudadano son renovados continuamente a medida que cumplen su ciclo, por ejemplo: el desarrollo de pautas publicitarias, entre enero y diciembre de 2015, generó un gasto de $3'979,682.39 para los spots 'El pasado no volverá', 'Somos +', 'Canción renacer del optimismo', 'La herencia de RC'...





    Los proyectos que maneja la Dirección de Contacto Ciudadano son renovados continuamente a medida que cumplen su ciclo, por ejemplo: el desarrollo de pautas publicitarias, entre enero y diciembre de 2015, generó un gasto de $3'979,682.39 para los spots “El pasado no volverá”, “Somos +”, “Canción renacer del optimismo”, “La herencia de RC”, “Es por ti Diálogo Nacional” y el nunca olvidado “Ecuador país de Paz”.  Incluyó el alquiler de 500 vallas en lindas carreteras. 

    El gasto publicitario para el gobierno (léase Vinicio Alvarado) no es suficiente y, por tanto, requiere conocer el impacto de sus campañas. Por esa condición crearon el proyecto “Investigación y seguimiento” y destinaron $226,914.34 para una encuesta que les diga si la sociedad asimiló el mensaje de los spots “somos +”, “el pasado no volverá”, etc. Las encuestas se realizaron entre mayo y octubre de 2015. 

    Documento: En la página 3 de esta matriz se menciona cómo Vinicio Alvarado pide evaluar el efecto de la campaña de las universidades Yachay, Ikiam y de las Artes.

    No fue lo único que midieron: en marzo de 2015 crearon el proyecto “Evaluación y medición de la percepción ciudadana para la mejora de los servicios ciudadanos” por $212,800. Su objetivo fue conocer la percepción de la sociedad sobre varios temas, entre ellos lo que pensaban sobre la Universidad Amazónica, Ikiam, Yachay, Universidad Nacional de Educación y Universidad de las Artes.  

    Este proyecto fue de importante gestión ya que fue financiado con dinero del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, es decir, el Gobierno midió la percepción ciudadana con deuda externa. Pero más allá de eso el BID se tardó un año en aprobarle al gobierno los términos de referencia para invitar a un concurso público de ofertas por lista corta que se llevó en el sistema de compras públicas. Se trató de un acto excepcional para el gobierno ya que en materia de comunicación su costumbre es entregar contratos a dedo, amparados en la norma legal del “giro específico del negocio”.  

    En otros proyectos empujaron la producción de piezas publicitarias para la campaña This is Ecuador Now (TIEN) por $760,378.00 y luego impulsó otro llamado “Desarrollo de Pautajes (TIEN)” que implicó la difusión de las cuñas por un costo de $1'253,712.67  

     Hay otros casos como los $2'540,518.34 usados para la producción de spots del programa “Cocción Eficiente”. El dinero llegó a la Secretaria de la Administración Pública por un convenio firmado con el Ministerio de Electricidad y se manejó entre julio y diciembre de 2015. Luego llegó otro proyecto, por $4'884,100 para pautar esa publicidad en los medios del país afines al régimen

    Para los últimos dos meses del año impulsaron el proyecto “Producción de piezas publicitarias”. Entonces crearon el vídeo “Somos”, singles de “El gobierno se moviliza hacia ti”, spots de “Ecuador ya cambió” y “salvaguardas arancelarias”. Pagaron $744,290.67.



    MilHojas.is