Miércoles 8 de Agosto, 2018

    Grupos de choque de la RC: el huevo de la serpiente

    Publicado el | OTRAS MIRADAS

    • Los videos de preparación de un grupo de jóvenes en un recinto militar, en los que participa como posible coordinadora una activa militante de Alianza PAIS y un asambleísta alterno de ese partido, Rodrigo Collahuazo, devela un fenómeno más profundo. La vinculación de Delgado con varios grupos radicales de jóvenes, entre ellos los Lating King y Alfaro Vive Carajo, que promueven la radicalización violenta de la sociedad y están vinculados a las líneas estratégicas de defensa del proyecto político del gobierno.
    • Este es un reportaje que apareció originalmente en PlanV.com.ec.

    Redacción Plan V



    Imagen: Una toma de uno de los videos: a los dos extremos los militares involucrados en la "mañana deportiva". Al fondo, con gorra negra aparece otro militar, de civil, con gorra negra, instructor de Fuerzas Especiales, según fuentes militares.

    La difusión de un video donde se aprecia a dos funcionarios públicos, Carla Delgado Reinoso, asesora de la Asamblea Nacional, y Rodrigo Collahuazo, asambleísta alterno de Virgilio Hernández, de Alianza PAIS, en una aparente instrucción militar, ha causado "preocupación" en filas militares, según confirmaron a Plan V fuentes que prefirieron el anonimato. La presencia de dos militares, uniformados, que aparentemente dirigían un ejercicio de acción y reacción, para actuar frente a movilizaciones, a personal civil, también llamó la atención del comandante general de la Fuerza Terrestre, general Luis Castro, quien emitió una orden militar a todas las unidades para que se identifique al personal militar que actuó en ese ejercicio. También el fiscal general, Galo Chiriboga, mostró su preocupación por la presencia de civiles en un recinto militar, y advirtió que este ejercicio es "un grave delito contra la seguridad interna del país", pues el uso de las armas y de la fuerza es monopolio del Estado, que se ejecuta a través de la fuerza pública.



    Video: El material que circuló por las redes sociales.



    Video: Uno de los videos sin editar muestra las acciones que los principales involucrados aseguran que se trata de un pícnic.

    Carla Delgado y Collahuazo han admitido que son ellos quienes están en los videos. El dirigente de la Coordinadora de Movimientos Sociales, y aliado del régimen, minimizó los hechos y ha explicado que su presencia es por un montaje de edición, donde él no aparece junto a los militares.  Dijo que fue invitado a dar cursos de oratoria. Delgado, de su parte, ha señalado que se trataba de una mañana deportiva  y un pícnic y no saben en qué momento aparecieron los militares. Incluso sembró la duda de que los elementos uniformados serían militares. 

    Sin embargo, hay tres militares en esas prácticas de enfrentamientos callejeros. Dos de ellos ya fueron identificados como miembros en servicio activo. Un tercero sería instructor de Fuerzas Especiales. El lugar, es al parecer, el Fuerte Epiclachima, en el Sur de Quito.

    ¿Quiénes son los militares que hacían instrucción militar no autorizada? Víctor V. sería uno de ellos, según fuentes militares: es cabo primero y trabaja actualmente en el Comando de Apoyo Logístico, No. 31. Fue también instructor de la Escuela de Especialistas de la Fuerza Terrestre, entre el 2013 y el 2016. Su hoja de vida registra un arresto de rigor de cinco días por "emplear personal, material y medios de las Fuerzas Armadas en actividades fuera del servicio militar, para beneficio personal o de terceros, siempre que no llegue a constituirse delito", según dice el Art. 38 de la ley militar.  

    El instructor de estos grupos también registra un juicio penal por robo con muerte. Fue en el 2014 y fue sobreseído provisionalmente en el 2015. Se trató del asesinato de una mujer de 60 años, Nancy C., en el sur de Quito. Los peritos no encontraron relación entre las huellas digitales obtenidas en el lugar del asesinato y los detenidos. 



    Imagen. Carla Delgado y Rodrigo Collahuazo junto al presidente Correa, en un acto proselitista.

    En el otro, en el civil, donde aparecen Carla Delgado y Rodrigo Collahuazo, entre los identificados en los videos. Delgado es una funcionaria que se ha tomado fotos con todos los jerarcas del gobierno que ha podido. Pero no solo eso. Aparece como dirigente del colectivo llamado Construye Ecuador, y de una Red Juvenil que dice tener filiales en todas las provincias del país. 

    El 16 de abril del 2016, este colectivo subió un video a Youtube, en el cual invitaban a participar al Encuentro Provincial Comunidad Juvenil. En esta video participa Carla Delgado, entre otros dirigentes de colectivos juveniles. Uno de ellos, que se identifica como miembro de los Latin King, explica que "la Comunidad Juvenil es un colectivo que incluye a varias organizaciones, entre ellas, Latin King, Colectivo Vocea, Bullazurda, Red Provincial de Jóvenes por Pichincha, Construye Ecuador, Jóvenes por la Patria, Alfaro Vive Carajo, Barrios del Norte, Frente Base Juvenil, Unidos por el Sur, Unión Latina, entre otros...".  Una de las dirigentes dice en ese video: "Como organizaciones juveniles entendemos este rol histórico en la radicalización y profundización de esta revolución ciudadana, por lo tanto también exigimos la construcción del poder popular". Otro de los dirigentes despide la intervención con la consigna: "unidad, lucha, batalla y victoria". En ese video, Carla Delgado invita a sumarse al acto que se realizaría en un salón de la Asamblea Nacional, el sábado 16 de abril, desde las 8 de la mañana. Una nueva reunión estaba planeada para el sábado 17 de septiembre de este año. 

    "La rebeldía estalla ahora en Ecuador, y es violenta porque aquí los "pelucones" se habían ensoberbecido (sic) y era necesario borrar para siempre el recuerdo de los contrarrevolucionarios de este tiempo": Jóvenes por la Patria.



    Video: Carla Delgado (lentes) con los 'jóvenes' de AP.

    Todos estos son grupos radicales identificados con el proyecto de la denominada revolución ciudadana. Por ejemplo, Bullazurda se promociona en su cuenta de Twitter, @bullazurda, como  una "organización político-cultural compuesta por mujeres y hombres que luchan por la erradicación del capitalismo y la liberación de los pueblos". La Red de Jóvenes por Pichincha está vinculada a la prefectura de Pichincha. Tuvieron su asamblea en la sede del Consejo Provincial, y el propio prefecto Gustavo Baroja tomó juramento a sus dirigentes. La Red está vinculada, dice su información oficial, a proyectos productivos y educativos para jóvenes de la provincia. Frente Base Juvenil es un colectivo que trabaja en formación política en el Sur, junto a Unidos por el Sur y Violín Rojo, este último vinculado al proyecto Circo Social y más en una línea artística. Jóvenes por la Patria es otro colectivo que se define como "una organización política, de jóvenes de distintos sectores de nuestro país Ecuador, que hemos jurado luchar por una patria justa e igualitaria".

    Esta organización, en su página de Facebook, adapta al Ecuador el manifiesto de los estudiantes de Córdoba, Argentina, de este modo: "La rebeldía estalla ahora en Ecuador, y es violenta porque aquí los "pelucones" se habían ensoberbecido (sic) y era necesario borrar para siempre el recuerdo de los contrarrevolucionarios de este tiempo. No podemos dejar librada nuestra suerte a la tiranía de sectas religiosas, ni al juego de intereses egoístas de ciertos grupos de poder. A ellos se nos quiere sacrificar". Muchos activistas de estos grupos son parte de los CDR. Solo en el Sur de Quito hay 387 Comités de Defensa de la Redacción y se calculan más de 3000 cederistas.



    Video: jóvenes correístas o la fuerza de choque de AP.

    ¿Estos grupos han pasado a la "acción"? Las situaciones violentas protagonizadas en dos actos parece mostrar que algunos grupos vinculados a propuestas de "profundización y radicalización" de la revolución ciudadana han entrado en acción. La agresión al capitán de corbeta de la Infantería de Marina, Edwin Ortega, y a su abogado defensor, Juan Vizueta, en el contexto de una audiencia en Guayaquil es un dato de esa situación. La agresión a mujeres en Galápagos, de mujeres que protestaban contra la presencia del presidente Rafael Correa, y la presencia a ratos agresiva de varios colectivos en la última audiencia en la cual una jueza revocó las resoluciones de un Consejo de Disciplina de la Armada, es otra muestra.