Hoy es lunes / 17 de diciembre de 2018

    Fundación Futuro tiene listo el plan de reconstrucción de Canoa

    Publicado el | REPORTAJE

    • Tras el terremoto del 16 de abril, el 80% de la insfraestructura de Canoa colapsó.
    • La alcaldesa de Canoa dio a conocer un proyecto turístico que ocuparía 2350 metros de construcción, más la construcción de un malecón de cemento en 2000 mil metros.
    • Roque Sevilla dice que el nuevo trazado urbano no propone un reordenamiento forzado de los pobladores.

    La Fundación Futuro, liderada por el empresario quiteño Roque Sevilla, desarrolló una propuesta urbana para la reconstrucción de Canoa, uno de los poblados que sufrió la fuerza del terremoto del 16 de abril en la provincia de Manabí. Ese día se perdió mas del 80% de las construcciones de la ciudad y la población fue reubicada en albergues temporales fuera del destruido centro 

    En palabras de Sevilla el nuevo trazado urbano no propone un reordenamiento forzado de los pobladores, todo lo contrario: el plan busca cimentar una lógica urbana que racionalice espacios, mejore las condiciones ambientales y  fomente el comercio, mas allá de las zonas turísticas que se hallan al filo de la playa. 



    Imagen: reunión de trabajo de la reconstrucción de Canoa.

    En agosto pasado este portal denunció que existía un plan forzado de reubicación de la población de Canoa, liderado por la alcaldesa del cantón de San Vicente, Rossana Cevallos Torres, con apoyo de fundación Futuro. Sevilla asegura que la participación de su organización fue transparente, que la planificación urbana se sustentó en el trabajo de cuatro arquitectos urbanistas que realizaron decenas de bocetos junto a la comunidad, pensando la ciudad que deseaban niños y adultos: “Es su pueblo, ellos verán lo que quieren y la nuestra es una contribución urbanística, si logramos que se recoja un 40% de ese plan será un hecho importante. Lo ideal es que haya una lógica urbana para que otros poblados como Pedernales, San Clemente, Jama lo asuman, un espacio de creación de áreas, ríos, arborización y áreas adecuadas para el tránsito vehícular”. 

    Canoa fue el único poblado de Manabí donde las autoridades municipales impidieron a sus habitantes volver a los espacios donde se asentaron sus propiedades.  La alcaldesa además dio a conocer un proyecto turístico que ocuparía 2350 metros de construcción, más la construcción de un malecón de cemento en 2000 mil metros.  Al momento el gobierno emprendió un rápido proceso de construcción de viviendas dentro y fuera del poblado.

    La propuesta de fundación Futuro busca recortar el ancho de las vías, arborizar veredas, ubicar la infraestructura municipal y estatal en sectores que permitan su acceso en apenas 5 minutos de camino. Busca también la regeneración del estuario, que es un basural y aprovechar las áreas aledañas para espacios de recreación infantil. 

    La arborización puede sustentarse con el sistema de aguas tratadas que ya se construye, es agua limpia pero no potable y la idea es que se coloque un tanque de agua limpia junto a la de potable es la que regaría las zonas verdes, quiere decir que se recicla el galón de agua mínimo dos veces

    Al extremo sur del poblado hay una loma donde se planificó una urbanización privada, la propuesta es que se establezca como espacio de aprovechamiento público, que guarde los causes naturales de la topografía y se defienda el agua que a traviesa esa zona.

    La propuesta busca construir parqueaderos fuera de la zona de playa, eso implicaría que los turistas recorran el el poblado  y permitiría que el comercio se dinamice en espacios que no están en la playa: “Nos dimos cuenta que la capacidad comercial de Canoa estaba en la playa. Allí los turistas llegaban, estacionaban y comían; pero si se ingresa a la ciudad de otra forma, le da potencial comercial”, expresan los urbanistas. 

    La última propuesta es levantar una edificación diseñada por el urbanista japonés Shigeru Ban, que ha colaborado con eficientes diseños de bajo costo en zonas afectadas por terremotos en todo el mundo.  “La idea es levantar un lugar maravilloso y espero que las autoridades lo consideren”, culmina Sevilla