Crónica de un "asunto privado"

Publicado el | REPORTAJE

Una mujer denuncia al poderoso director del diario estatal por violencia física y psicológica. Es una joven de 23 años, 30 años menor que el sujeto en mención. La denuncia y un video se viralizan en redes sociales. El director del diario da su versión de los hechos y pide que se trate el tema con ética y pide parar lo que llama persecución mediática. En su declaración en un hotel de la capital, nadie se lo pregunta pero tampoco niega la agresión denunciada en su contra. Es un asunto privado, dice mientras el diario estatal publica íntegramente sus declaraciones. Se resolverá en los tribunales, advierte. Mientras muchos se solidarizan, se produce un extraño mutismo en el gobierno, los candidatos oficialistas y las dirigentes mujeres del partido oficialista.

Redacción Plan V

INTERIOR NOCHE

Una mujer joven es filmada por un celular. Se oye un voz en off, de hombre y ella habla sin mirar al ojo de la cámara

Orlando Pérez, director del diario estatal el Telégrafo y de varios programas en medios públicos y Telesur.

—¿A qué hora se va a ir? La voz suena en off, es casi como una orden. —¡Por qué está en mi casa! —Qué hace metida en mi casa. —Porque vine a verle nuevamente, porque me dolía que no me dé cita en todo el día. Ella se mantiene dando vueltas sobre su propio terreno, mira para el techo, no al ojo de la cámara.  —Ya se fue y salió. —Tenga la bondad de decirme por lo me… —Tenga la bondad de salir de mi casa. Yo no tengo por qué recibir a nadie ni rendirle cuentas a nadie. —Yo no estoy pidiendo cuentas. —Por qué está metida en mi casa. —Porque quería verle nuevamente. —Son las doce y media de la noche, qué hace metida en mi casa. —¿Usted robó algo de mi casa? —¿Tomó algo de mi casa? —Tomar, beber agua, eso sí. —Qué hace aquí en mi casa, a estas horas. Yo tengo que trabajar. Cualquier persona racional vería eso. Por qué está medita en mi casa. —Yo le he dicho, yo golpee la puerta —¡Fuera de aquí, esta es mi casa! ¡Salga de mi casa! —Yo no entiendo tanta humillación así. —¡Salga de mi casa! ¡Salga de mi casa! Usted no tiene por qué estar en mi casa. Usted ya se fue. Comenzó a golpear la puerta, pensé que pasaba algo. Se estaban llevado las cosas. Él la filma con el celular, la sigue con la cámara cuando le da la espalda y se dirige a la puerta entreabierta del apartamento. Ella se detiene, le dedica una última mirada al ojo de la cámara. —Fuera de aquí. Fuera de mi casa. Este es el departamento dos, del piso dieciséis del edificio Torres del Río dos. Y aquí está Gloria Ordóñez. Metida …está en mi casa. —Su cédula de identidad 070XXXX125, dice ella. —Perfecto. Y está metida en mi casa sin autorización de nadie. —Me quedé veinte y cuatro horas sin pedirle autorización a Orlando Pérez.

Fin de la escena.





DENUNCIA:

“RELACIÓN PARENTO FAMILIAR AFECTIVA CON LA PARTE DENUNCIADA: El ciudadano PÉREZ SÁNCHEZ LUIS ORLANDO, mantenemos una relación consensual de 1 año y 4 meses y no tenemos hijos. HECHO PRÁCTICO QUE SE DENUNCIA: Es el caso Señora Jueza de Violencia Contra la Mujer y Miembros del Núcleo Familiar, que el día 05 de diciembre del año 2016, a las 01:00 aproximadamente, en circunstancias en que me encontraba en domicilio de mi enamorado, ubicado en las calles Malecón y Junín, edificio B, Torres del Río, piso 16, apartamento 2. Sucede que estaba discutiendo porque mi enamorado quería que me vaya de su apartamento a esas horas de la noche y yo le manifesté que no me voy a ir hasta que amanezca. Luego él procedió a insultarme y a agredirme psicológicamente diciéndome: “por la puta madre, lárgate de mi casa, estúpida, a las prostitutas se les paga y se van, tú no vienes a hacer el amor conmigo sino que vienes a tirar”.  De ahí me agarró fuertemente del cabello arrastrándome por toda la sala, me agarró del brazo izquierdo tratando a la fuerza de sacarme del apartamento, pero no lo logró; me empujó contra el mesón de la cocina y producto del empujón hizo que me golpeara en la rodilla izquierda. Finalmente fue hacia su habitación y se encerró, mientras yo esperé a que amanezca para retirarme del lugar. Cabe mencionar que esta es la primera vez que me agrede físicamente, en ocasiones anteriores ya me había agredido psicológicamente. Además, adjunto reconocimiento médico legista, realizado por la Fiscalía General del Estado”.

El tuit de Gloria Ordóñez, del 12 de diciembre, dice “Hoy le pongo nombre y apellido, porque mi cuerpo se respeta @OrlandoPerezEC!  @ElTelegrafo Que se haga justicia #NiUnaMenos @MashiRafael”.

Están las fotos de los moretones de sus brazos y piernas, y ella no muestra la cara. Otra foto muestra un primer plano del funcionario del gobierno de la Revolución Ciudadana, Orlando Pérez. Hay también un video de pocos segundos donde aparece el sujeto siendo filmado y luego lanza un manotazo al celular que lo filma.



COMUNICADO:

LA EMPRESA DE MEDIOS PÚBLICOS A LA CIUDADANÍA


La empresa de Medios Públicos de Comunicación Social del Ecuador expresa su compromiso irrestricto para cumplir y hacer cumplir los preceptos que garantizan los derechos fundamentales consagrados en la Constitución de la República del Ecuador, -y los tratados internacionales suscritos y ratificados por nuestro país- para erradicar toda práctica de violencia contra la mujer, tales como la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer -CEDAW- y la Convención de Belem do Para, así como la política de Estado, promulgada a través del Plan Nacional de Erradicación de la Violencia de Género hacia la niñez, adolescencia y mujeres. En este sentido, en el mes de julio de 2016, la empresa de Medios Públicos del Ecuador suscribió un convenio con ONU Mujeres, con el fin de promover la participación de la mujer en los medios de comunicación y trabajar en la eliminación de cualquier tipo de violencia o discriminación en su contra, integrándose con este pacto, a la campaña global denominada ‘Step It Up’ que invita a medios de comunicación, a nivel mundial, al uso de un lenguaje de respeto y a la divulgación de información diversa e inclusiva. Por lo que, con atención a los recientes hechos de conocimiento público denunciados en contra del Director Editorial de Diario El Telégrafo, manifiesta que en tanto se investigue y resuelva en el ámbito judicial, este medio de comunicación pública garantizará total coherencia y respeto a las decisiones de la autoridad competente bajo el compromiso de una cobertura transparente e imparcial de los mismos.

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO



Orlando Pérez: Es un asunto privado...

Rueda de prensa del martes 13 en el hotel República, de Quito.


En su declaración de este martes, Pérez agradeció las muestras de solidaridad de sus familiares y amistades y dijo que se presenta ante esta denuncia "por absoluta responsabilidad pública, transparencia y para actuar con franqueza con todo lo que esto implica: acatar las leyes de la República y reiterar mi disposición a que bajo el amparo de la Constitución se haga justicia". Recordó que "por mis tareas profesionales conocí a Gloria Ordóñez con quien efectivamente he tenido encuentros casuales y a quien guardé la mayor consideración a pesar de las diferencias obvias. No voy a entrar en detalles por respeto a su intimidad y a su familia. Supongo que ella hará lo mismo". "Ustedes se preguntarán por qué grabé lo ocurrido en la noche del 4 de diciembre y la madrugada del 5 del mismo mes (...) Después de haberse quedado en mi departamento todo el dia sin mi autorización, como ella misma reconoce, salió antes de las 11:00 de la noche (23:00) y se fue. A las 23:30 sentí golpes fuertes en la puerta y solo abrí porque se trataba de ella que me pedía quedarse hasta que alguien le venga a recoger, persona que nunca llegó. Por eso grabé su presencia y todo lo que en realidad pasó esa noche será expuesto como evidencia ante el juzgado", continuó en su relato. Agregó que "es muy extraño que una persona llegue a mi departamento a la medianoche a golpear la puerta con fuerza. Yo ya dormía a esa hora porque me levanto siempre muy temprano para acudir a la radio donde tengo mi programa. Por eso me alerté de que no era una situación normal. Por eso le quité el celular con el que me empezó a grabarme en esa condición y a esa hora". Pérez se justificó de no llamar a la policía para denunciar esta irrupción: Gloria no podía ser expuesta, como le dije a ella, a una situación así, que era preferible que saliera por sus propios medios, como efectivamente ocurrió, dijo el director de EL TELÉGRAFO. El periodista se disculpó por "haber utilizado frases fuertes. Y lamento todo esto porque Gloria es la mayor afectada, como mujer". Pérez hizo un llamado para frenar "la manipulación mediática" que se le quiere dar al caso y aseguró que "en adelante será la justicia la que determine las responsabilidades". "Esto es un asunto de orden privado y así será tratado en adelante. Si se hizo político y mediático ya sabemos por qué", opinó el periodista. Finalmente manifestó que este caso no compromete a Diario EL TELÉGRAFO ni a los medios en los que labora. "He hablado con mis superiores y saben de esto y de mi responsabilidad pública, que será siempre la misma: de absoluta transparencia y ética", dijo

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO



(El comunicado a continuación, no fue publicado ni difundido por los medios públicos, incluido El Telégrafo)

COMUNICADO:

NOSOTRAS POR LA DEMOCRACIA


Las mujeres ecuatorianas repudiamos la actitud violenta de Orlando Pérez, hasta ahora director del diario El Telégrafo, quien ha agredido a su pareja Gloria Ordóñez, víctima de dicho ciudadano, de agresión psicológica durante la relación y de violencia física en días pasados, según se lee en la denuncia por ella presentada, y se observa de los hechos execrables que se muestran en fotografías y videos circulados en redes.

La actitud de Pérez mezcla la violencia machista y misógina de un hombre que además de tener antecedentes penales (...) expresa el modelo vigente perpetrado desde el gobierno, de abuso de poder, prepotencia e impunidad, cuyo mayor exponente es Rafael Correa Delgado, quien sistemáticamente ha violentado a las mujeres durante su década presidencial, legitimando las actitudes misóginas y machistas.

Respaldamos y nos solidarizamos con Gloria Ordóñez y le ofrecemos nuestro contingente como organizaciones de mujeres para realizar vigilancia al proceso judicial que ella debe enfrentar. A la vez exigir justicia al Consejo de la Judicatura y la Fiscalía General del Estado, misma que debe incluirla en su programa de víctimas y testigos, pues por los antecedentes de Pérez y el poder que ostenta, no solo que le facilita la revictimización, como ella ya lo ha denunciado, sino que inclusive podría estar en riesgo su vida. Exigimos la máxima sanción penal por el delito denunciado y la inmediata destitución de Orlando Pérez de diario El Telégrafo.

Esto debe terminar. Está en nuestras manos en febrero del 2017 poner fin al abuso, la violencia y la impunidad. Debemos elegir un presidente de la república democrático y una Asamblea que legisle a favor de las mujeres.

#NiUnaMenos

Susu dirigentes dan rueda de prensa en el edificio de la Unión Nacional de Periodistas,  UNP. Al final gritan: Libres y rebeldes, sumisas jamás



De la cuenta de Twitter de Gloria Ordóñez

"Estoy destrozada emocionalmente, pero como en muchas otras ocasiones lo superaré. Lo que deseo es que mi voz se haga eco. #NiUnaMenos".

"Hay amenazas de muerte, ahora se meten con la gente que amo"

"Tengo las pruebas necesarias para defenderme. No me tiembla un dedo".

"Ya hackearon mi cuenta en Facebook, creo que sé lo que se viene"

De la cuenta de Twitter de Ramiro García Falconí, presidente del Colegio de Abogados de Pichincha y penalista.

"Asunto privado? es delito de acuerdo a los artículos 152 y 156 del COIP. Delito de acción pública además".

De la cuenta de Twitter de Juan Pablo Albán, abogado, director de la Clínica de DDHH de la USFQ

"El problema de la violencia contra la mujer no es un "asunto privado", sino de interés público, una cuestión de derechos".



Ruindad a la orden del día

Por Leonardo Parrini, www.lapalabrabierta.com


La difusión de un video en redes sociales conteniendo imágenes del señor Orlando Pérez, Director de diario El Telégrafo, mientras instaba a una señorita de nombre Gloria O. a que abandone su departamento, ha puesto en el tapete otro caso de eventual manipulación política. Una escena que, a todas luces, corresponde a una situación intima, personal de los protagonistas, se convierte en mediática por obra y gracia del morbo, con clara y ruin intención de afectar la imagen de quien ejerce un cargo público en el periódico estatal.

La vertiginosa viralización del video en redes sociales, acompañado de una avalancha de insultos y amenazas en contra del señor O. Pérez, es clara evidencia de las protervas intenciones de quienes pretende convertir un asunto privado en un hecho público, al calor y como bajeza de propósitos de la contienda electoral.

¿Qué retorcidos intereses oculta un acto de esta naturaleza? ¿A quién favorece que el señor Orlando Pérez se vaya a la cárcel por presuntos actos de violencia contra la mujer? ¿Qué gana el país con un ciudadano menos en capacidad de defender un proceso político, que se nutre y refleja, precisamente, de los valores cívicos de quienes defendemos una forma digna de hacer política?

La moralina convertida en politiquería, es un peligroso componente de toda contienda electoral. El prejuicio convertido en argumento ideológico, pone la ruindad a la orden del día. Que se miren al espejo y lancen la primera piedra, quienes están libres de protagonizar una escena tan cotidiana e inocua como la que se observa en el video difundido en las redes. Que la justicia preste oídos a la verdad de los hechos y haga caso omiso de quienes, en grotesca burla, pretenden valerse de los derechos de la mujer para denostar la figura pública de un comunicador que ha demostrado claros principios éticos en su actuar como ecuatoriano.

El señor Pérez, en rueda de prensa ha manifestado que comparece ante el país en un acto de “responsabilidad pública, transparencia y franqueza”, con el fin de “acatar las leyes para que se haga justicia”. Quienes seguimos, como lectores, los trabajos periodísticos de O. Pérez, podemos consignar que sus palabras son absolutamente coherentes con la escala de valores que ha exhibido en sus intervenciones periodísticas y ciudadanas. La preocupación mostrada por Pérez, en sus declaraciones de prensa, ante la afectación que el suceso en cuestión trae a la señorita Gloria. O., demuestra su viril bonhomía coincidente, por demás, con su reconocida postura “en favor de la mujer y en contra de la violencia”.

LAPALABRABIERTA manifiesta público rechazo a las injurias y amenazas proferidas en contra del señor Orlando Pérez, con la miserable intención de destruir la imagen de un colega de irreprochable proceder profesional y humano. Otra muestra de que la ruindad, está a la orden del día.