Hoy es domingo / 07 de junio de 2020

    IESS: viejos problemas en el nuevo hospital de 23,2 millones de dólares (2)

    Publicado el | REPORTAJE

    • En el Centro de Especialidades Comité del Pueblo, al norte de Quito, que el presidente Rafael Correa inauguró con bombos y platillos en marzo pasado, muchos afiliados sufren los mismos problemas de siempre.
    • Esperas de hasta tres meses para una cita con un especialista, para exámenes de laboratorio o rayos x, falta de medicinas...

    LOS AFILIADOS, EN PRIMERA PERSONA

    'Muchas veces compro las medicinas y la leche para mi hija”'

    “La verdad es que aquí estoy la primera vez, me han dado buena atención. La especialidad donde mi hija estaba en el hospital Andrade Marín y luego le ingresaron acá por Pediatría, porque ella es una niña especial.

    Cuando no tengo dinero y me mandan a comprar afuera los tarros de leche que mi hija consume. Mi hija sufre del hipotiroidismo desde que nació.

    Imagen: Inauguración de la farmacia del Centro de Especialidades Médicas Comité del Pueblo.

    Allá, muchas de  las doctoras,  la enfermedad que mi hija padece no le podía detectar y, fuera de eso,  tiene un problema en la boca, que le detectaron unos doctores de otro país, tiene dificultad al comer. Le cambiaron de pediatra. Hace falta en los hospitales del IESS y en los centros de salud del Gobierno  especialistas.  De mi parte, de los hospitales del Gobierno no me sirvo de nada porque muchas veces cuando voy no me atienden, me piden una referencia, dicen que tengo que ir al hospital del IESS porque el papá trabaja.



    Muchas de las veces no he tenido dinero. A veces, cuando mi hija cae enferma, y vivo en Pisulí, en el barrio de La Roldós, no hay atención para todos, parece que no somos personas y solo atienden a personas que las conocen o a las que tienen dinero.

    Gracias a Dios, desde que mi esposo entró a trabajar le atienden en el Seguro. A veces cuando no hay me mandan a comprar los tarros de leche y las pastillas para el hipotiroidismo. Muchas de las veces compro. Ahora gasté unos $50 en leche y pastillas que toma siempre.

    Yo soy de Loja, vivo en tierras coloradas.  En los hospitales del Gobierno me han negado la atención incluso cuando mi hija se ha estado muriendo. No he denunciado nunca, porque me dicen que necesito testigos, es una desgracia. Lo único que me dan en los centros de salud son las vacunas. Por eso a veces prefiero endeudarme para que mi hija esté bien. Es un ser humano.

    Pido que nos atiendan por igual. Pido al presidente que nos apoyen. Aquí hace falta doctores para muchas especialidades, así para enfermedades tanto de adultos como de niños no hay en este país, no es muy avanzada la tecnología. Hay enfermedades graves y aquí los doctores no son muy capacitados…”

     

    'Un calvario para que atiendan a mi hijo'

    “Mi hijo y yo nos hacemos atender aquí desde hace tres meses. Por estar recién comenzando hay la oportunidad de que nos den los turnos enseguida, que es lo fundamental.

    Estamos en un tratamiento de fisioterapia y otro neurológico. Me dijeron que tengo la columna desviada. Pero se está duplicando el trabajo en algunas cosas porque primero le mandan a Medicina General, ahí le mandan, por ejemplo, a Radiología, con la radiografía tiene que ir a Medicina Familiar. Esto, para mí, no tiene ningún objeto porque, en mi caso, vieron la radiografía y me dijeron que tengo que hacerme una resonancia magnética. Entonces me mandaron a Trabajo Social y ahí me dijeron que venga en tres meses. Ahora me dicen que tiene que verme un traumatólogo. Es decir que están duplicando el trabajo porque el médico general  debe transferir al especialista que sea. Ahora, en Trabajo Social me dicen que debo esperar que hagan una auditoría para autorizar la resonancia. A los cuatro días me dicen que tengo que, antes de la auditoría,  ir primero donde el traumatólogo, pero para ese especialista tengo que esperar de aquí a tres meses.  Yo reclamé porque, a la final, es un derecho que tenemos todos los que estamos aportando. Deberíamos tener el mejor seguro de salud y en todos los aspectos. A la final, no sabemos qué es lo que están haciendo con la plata que nosotros pagamos. Como siempre, el Gobierno es el que se lleva toda la plata…

    Imagen: El presidente se chequea el peso en el Centro de Especialidades Médicas del Comité del Pueblo.

    Una suposición: si mi columna no resiste más, me quedo paralizado por culpa del personal administrativo de aquí. El médico general duplica el trabajo con el familiar. Creo que debe haber personas capacitadas en lo administrativo para que esto funcione bien.

    Se sobreentiende que este centro es de especialidades y que iba a librar el peso al Andrade Marín. Y eso que es nuevo, si usted va al IESS de Sangolquí, es peor que el Eugenio Espejo. Allá usted tiene que ir derivado de algún centro de salud sino no le atienden. Aquí debería ser igual, porque es un centro de especialidades…

    En la parte administrativa no se han dado cuenta de que han aumentado en un 500% los beneficiarios pero no hay la capacidad suficiente para atender a esas personas.

    Con mi hijo es un calvario, porque tiene parálisis cerebral de nacimiento. Medicinas aquí no encuentro. Él tenía  un tratamiento especial en Italia, no estoy comparándolo con Ecuador porque no hay razón.  Yo viví allá y me vine al Ecuador por las prebendas que daba el Gobierno para los migrantes. No he recibido absolutamente nada.  Regresé hace año y medio con algo de plata. El Plan Retorno es una burla prácticamente. A mí me ofrecieron el Plan Cucayo, que daban préstamos para esto y lo otro. Lastimosamente creo que tengo que regresar por la situación de mi hijo.

    La Fundación Manuela Espejo ahora es solo una figura. Ahora todo está derivado al Ministerio de Salud. Mi hijo tiene 25 años y para renovar el carnet de minusválido que el Conadis le dio hace 20 años, me hicieron pasar como tres o cuatro meses andando con especialistas. El momento en que me tenían que hacer la recalificación porque constaba como deficiencia auditiva, fui a hacer el trámite y, al final, me dijeron que el carnet me servía hasta el 2018. He querido que me den un permiso para poder circular los días de pico y placa, me han hecho caminar como tres meses en el Municipio y hasta ahora nada.

    Regresé a los 15 años porque extrañaba mis raíces. Si sabía esta situación, solo en medicinas gasto cerca de $300 mensuales porque el Gobierno no me da nada ni como discapacitado, peor como afiliado al IESS. En Italia tiene todo sin que le cueste un centavo.  

    Me jubilé hace mucho tiempo con una pensión reducida. Traje un poco de dinero y me puse un restaurante que duró año y medio y tuve que cerrarlo porque la situación de mi hijo se complica porque ha desarrollado epilepsia.

    Estoy viviendo de mi p0ensión que es de $500 mensuales, de los cuales $300 son para medicinas de mis hijos porque aquí no encuentro nada.

    De la revolución ciudadana mejor no hablemos. Socialismo es el poder al servicio del pueblo, no al revés”.

    '¡Tres meses para los exámenes, es demasiado!'

    “Venimos primera vez, se demoró como 20 minutos, pero nos atendieron bien. El problema es con los exámenes, que están para largo, le dieron para tres meses cita para exámenes de laboratorio. Eso es demasiado, es mucho tiempo y eso que es nuevo el hospital y no hay mucha gente”.xa…

    Imagen: Los espacios de atención del Centro de Especialidades Médicas del Comité del Pueblo.

    Estoy contenta porque cojo la cita el mismo día

    “Yo vine acá porque me mandaron del Hospital San Francisco. Lo que me encanta de aquí, hasta ahorita, es que se viene, se coge la cita y ese mismo día le atienden. Son como dos meses que estoy acá. Me mandaron a hacer exámenes de sangre y máximo en ocho días me entregaron los resultados. De ahí cogí y, de una vez me mandaron al especialista ese mismo día.

    Estoy contenta  porque estoy cerca de mi casa, aunque tengo que coger taxi, porque para acá no hay transporte.

    La última vez que vine no me dieron los medicamentos, me dijeron que compre afuera, pero cuando hay si me dan. Yo tomo Omeprazol, gasté como 11 dólares, eso está mal, porque nosotros pagamos el Seguro y nos deben dar los medicamentos”.

    'Más de dos horas para que me atiendan'

    “Mucha demora, más de dos horas para que nos atienda el Pediatra. El doctor muy bueno, pero mucho tiempo de espera. Es la primera vez que vengo acá, yo vivo en el sur, pero acá me trasladaron desde el Hospital Andrade Marín.  Es una hora y cuarto de viaje más dos de espera y el regreso es muy complicado porque tengo que regresar a trabajar. De gana me mandaron acá. Una carrera de taxi me cuesta siete dólares.



    MilHojas.is



    «ProblemasPreguntas»