Hoy es miércoles / 21 de noviembre de 2018

    Juan Pablo Pozo, el hombre que archivaba expedientes (3)

    Publicado el | REPORTAJE

    • Juan Pablo pozo inició su acticidad pública como secretario abogado de la Comisión de Fisclaización de la Asamblea, antes de ello no tenía experiencia política.
    • Ahí se encargó de archivar todos los juicios políticos, menos el de Gloria Sabando.
    • La novela por la Presidencia del CNE incluyó una trama que casi logra apartarlo de su estrellato oficialista.

    3. La novela



    Foto: Una gráfica de 2013, en una sesión del CNE en Guayaquil, en la que se puede ver juntos a Paúl Salazar (centro) y a Juan Pablo Pozo, quienes en 2015 se enfrascaron en una puja por la Presidencia del Consejo Nacional Electoral, que a la final la ganó Pozo.

    Tal vez fueron los méritos, que son solo visibles para el oficialismo, los que llevaron a Juan Pablo Pozo a ser consejero en el CNE durante cuatro años y luego, durante un extrañísimo proceso a ser elegido Presidente del CNE. Cabe señalar que de los cinco miembros del CNE todos son miembros del Movimiento Alianza País, cercanos o simpatizantes… pero la presidencia del CNE era algo que estaba asegurado para Juan Pablo Pozo. Al menos, en apariencia...

    Todo ocurrió el 8 de enero de 2015. Esa mañana, en la Asamblea Nacional debían posesionarse Carlos Tayupanta y Gloria Toapanta, quienes eran reemplazantes del presidente saliente del CNE, Domingo Paredes, y de la vocal Roxana Silva, respectivamente. En la toma de posesión, Solanda Goyes, que debía ostentar del cargo de vocal suplente se negó a firmar el acta y tomar juramento al denunciar irregularidades en el concurso.

    Luego, Tayupanta y Toapanta fueron a la sesión del CNE en la que se designaría al nuevo titular de la organización. La seguridad de Juan Pablo Pozo sobre su nombramiento como titular de ese importante cargo para el correato era tal que había traído a su familia. Había, incluso, pagado un servicio de catering para después de la ceremonia celebrar con su familia su conquista política.

    La sesión se instaló e, inmediatamente, Gloria Toapanta fue designada para dirigirla. Su primera acción fue mocionar para la presidencia del CNE a Paúl Salazar. La cara de asombro de Pozo fue lapidaria. Obviamente, Pozo no votó por Salazar. La otra vocal, Nubia Vélez tampoco lo hizo.

    Foto: Apenas posesionado, Paúl Salazar dio una rueda de prensa junto a Carlos Tayupanta y a Gloria Toapanta. Salazar duraría ocho días en el cargo al cual renunció "voluntariamente".

    El triunfo de Salazar se fraguó con los votos de los flamantes vocales Tayupanta y Toapanta y, fuera de toda ética, con su propio voto. Además, con la misma votación, Tayupanta fue nombrado vicepresidente. Salazar se posesionó inmediatamente. Pozo se encerró en su oficina, el servicio de catering no fue utilizado.

    Este suceso ocurrió durante la visita del presidente Rafael Correa en China, en la cual gestionó ayudas económicas para Ecuador por $7 mil millones en servicios.

    Pero tras el regreso del mandatario, las cosas cambiaron en el CNE. Por una parte, para la primera sesión del Pleno tras la posesión de Salazar, este renunció a su cargo, lo mismo que Tayupanta. Juan Pablo Pozo y Nubia Villacís fueron nombrados presidente y vicepresidenta del CNE, respectivamente.

    Foto: La posesión de Juan Pablo Pozo fue el 16 de enero de 2015.

    En los comunicados de relaciones públicas del CNE se dijo que Gloria Toapanta había renunciado por “motivos de carácter personal”. Sin embargo, hay evidencia de que se le comprobó que no se había desafiliado del partido de gobierno Alianza País, lo que está prohibido por el artículo 340 del Código de la Democracia, algo que aparece el mismo Pozo se encargó de utilizarlo en su contra. El 27 de enero, Marcela Paredes, ocupó el puesto de Toapanta, la vocal artífice de la primera votación que logró sacar del estrellato a Juan Pablo Pozo por, al menos, ocho días... ahora está visto que seguirá el legado de los presidentes del CNE, Omar Simon que es secretario de la presidencia de la República, y Domingo Paredes quien no ha dudado en ir a los mitines de PAIS como una celebridad más dentro del jet set del oficialismo.



    ««Hasta arriba...«Avioneta