Hoy es domingo / 16 de mayo de 2021

    El rompecabezas del narcotráfico en Ecuador (1.2)

    Publicado el | REPORTAJE

    • ¿Qué tienen en común los sonados casos de la Narcovalija, Huracán Verde, Huracán de la Frontera, Resurgir y la captura de narcoavionetas?
    • ¿Cuáles son las conexiones del narcotráfico con el Estado?
    • Esta es la primera entrega de una amplia investigación dividida en tres partes.

    Vínculos con carteles mexicanos

    En México, el 7 de abril de 2008, el Juez Primero de Materia Penal, ordenó la prisión del piloto del avión GLF59, Jorge Arévalo Kessler, que operó en la ruta México – Quito – Tachina – México. Arévalo no es un piloto cualquiera, es sobrino del exsecretario de la Defensa Nacional, Juan Arévalo Gardoqui , y según la Fiscalía mexicana, él pertenecía a una banda de narcotráfico liderada por Antonio Aguilar, alias “El Arquitecto“, cuyo nombre real es Pedro Antonio Bermúdez Suazo, hombre de confianza de Joaquín “El Chapo“ Guzmán, máximo jefe del cartel de Sinaloa, detenido en 2014 en México. Informes de inteligencia de la Procuraduría General de la República (PGR) señalan a Arévalo Kessler, como transportista de cargamentos de cocaína a México y de dinero en efectivo a Sudamérica.

    Foto: Pierina Correa junto a uno de los hermanos Ostaiza en la Penitenciaría del Litoral, Guayaquil.

    De acuerdo con el oficio C1/C4/ZP/4852/07, de 26 de octubre de 2007 suscrito por Carlos Anselmo Lugo Félix, de la PGR, “(por) información de inteligencia se sabe que Agustín Romero Villa y Jorge Gustavo Arévalo Kessler están involucrados en el decomiso de 3 toneladas 750 kilogramos de cocaína, mismos que pretendían trasladar de Ecuador al aeropuerto de Toluca, Estado de México”.

    En la declaración de Arévalo, a la justicia mexicana, señaló: “El tres de octubre de 2007 recibí una llamada de Agustín Larcen, quien me dijo que íbamos a volar de Toluca a Acapulco y de ahí a Esmeraldas, Ecuador; que íbamos a llevar a cuatro personas y tres llantas que contenían dólares americanos“ (…) “El 24 de octubre de 2007 regresamos al aeropuerto de Toluca, estacionamos (sic) el avión en el hangar de CEA y posteriormente me enteré que el avión había sido decomisado por la PGR, porque en un análisis había dado positivo a cocaína”.

    Para esa fecha (2007) el especialista en temas de narcotráfico, Bruce Bagley, ya advirtió sobre la presencia de carteles mexicanos en territorio ecuatoriano. “Sinaloa está presente (en Ecuador). El cartel de Tijuana o los Arellano Félix están aquí. Y hay un nuevo cartel que es del Pacífico Sur que también está aprovechando la desprotección de las costas”, dijo.





    Operativo 'Huracán de la Frontera'

    El legendario caso, Huracán de la Frontera, vinculó también a ex funcionarios del actual Gobierno. Para febrero de 2009, el tema Chauvín ya había estallado: José Ignacio Chauvín, antiguo dirigente del movimiento oficialista del presidente Correa, Alianza País, reconoció haberse visto en siete ocasiones con "Raúl Reyes", dirigente de las FARC, muerto en su campamento en Ecuador en marzo de 2008 en un bombardeo de las Fuerzas Armadas Colombianas (FARC).

    Foto: José Ignacio Chauvín es el fundador de la Brigada Nacional Simón Bolivar y fue subsecretario del Gobienro de Rafael Correa.

    Chauvín fue apresado en febrero de 2009 por asociación ilícita con los hermanos Jefferson, Miguel y Édison Ostaiza Amay, acusados y detenidos por narcotráfico e incluso con la sospecha de su vinculación con la campaña de Rafael Correa, tras pedir un recurso de habeas corpus, Chauvín, salió en libertad en junio de ese mismo año. A los Ostaiza, también se los acusa de montar la empresa Joamy Emma, una pantalla para acceder a contratos en Petroecuador y otras áreas estatales. Además se los relaciona con el asesor de Rafael Correa, coronel del ejército (r) Jorge Brito, con el ex embajador en Venezuela, René Vargas, y con el odontólogo de la selección de fútbol, Luis Ayala, asesinado en abril de 2008 por sicarios, cuando salía de su domicilio en Quito en un lujoso auto Jaguar.

    La investigación de estos casos quedó en el olvido, como tantos otros donde guardaban relación miembros del Gobierno actual, como la asambleísta oficial María Augusta Calle, señalada en varios informes de inteligencia como contacto de las FARC en Ecuador, e incluso Juan Meriguet Martínez, esposo de la legisladora quien fue subsecretario de Participación en el Ministerio Coordinador de la Política y asesor del Canciller Ricardo Patiño.

    La Comisión 'Angostura'

    Luego de lo sucedido en Angostura, el presidente Rafael Correa, creó una comisión, las conclusiones de ese informe reflejan la preocupación de Francisco Huerta Montalvo: "se está convirtiendo a Ecuador en una narcodemocracia" (…) "todos los poderes del Estado" están siendo infiltrados por el tráfico de drogas. Esta podría ser considerada una de las primeras y más importantes alarmas de la infiltración del narcotráfico en altos niveles del Estado. Otros datos reveladores se muestran en el documental que fue prohibido en el país: Retrato de un Padre de la Patria.

    Foto: el fallecido número 2 de las FARC, alias Raúl Reyes.

    La investigación de la Comisión desnudó la relación de altos funcionarios del gobierno con el narcotráfico. En el informe se lee: “el video del Mono Jojoy y los cuadernos encontrados en Tasé y Angostura, establecen vínculos de Gustavo Larrea con las Farc. El video y los cuadernos son auténticos, según los informes periciales ordenados por la Comisión, lo cual también es corroborado por Julio César Vizuete Larrea, quien reconoce que la letra de esos manuscritos era suya y que fue dictada por Raúl Reyes.

    En uno de los cuadernos de Reyes se lee: “Larrea, Brito y el Dr. Ayala, estoy seguro, se mueven con los carteles mexicanos de la droga y para tener vía libre en sus líneas colaboran con la CIA. Para ellos yo soy el verdadero botín y entregarme será su mejor negocio. Por mucho que insista Nacho Chauvín como correo de Larrea, no le veo conveniente permanecer en el campamento de Angostura, que ocupé a insistencia de Brito, sé que Larrea está detrás de todo esto. Este lugar es una trampa, pero me tienen amarrado, con el pretexto de que debo recibir a las delegaciones internacionales“

    Según la Comisión, el 15 de enero de 2008, Reyes escribió: “Definitivamente, tengo la certeza de que el Gobierno de Correa nos ha traicionado. El coronel Brito con el Dr. Ayala solo nos utilizan para su “cartel“, con la ayuda de esos comandantes que solo ven la conveniencia del negocio. El ministro Gustavo Larrea es otro traidor. Las dilatorias constantes para la liberación de los prisioneros y el intercambio humanitario, lo dejan claro. Solo les interesa negociar la merca. “Nacho Chauvín es otro farsante, nos ha fallado y solo se dedica al negocio de la merca con los Ostaiza“.

    Para la Comisión, Ignacio Chauvín estaba fuertemente ligado al narcotráfico y a la guerrilla de las Farc. Su relación principal era con el guerrillero Fredy Castillo, uno de los hombres de confianza de Oliver Solarte, alias “Casimiro“, considerado uno de los capos del narcotráfico, del tráfico de armas, precursores y pertrechos para las Farc. “Casimiro“ administraba una hacienda de propiedad del general (r) René Vargas Pazos, en Santo Domingo de los Tsáchilas. Oliver Solarte fue abatido en 2011 en un enfrentamiento con militares colombianos. De Solarte, dijo el presidente Juan Manuel Santos: “Manejaba todo el narcotráfico y el tráfico de armas del Bloque Sur de las FARC. Estaba entre el Comando Central y el Secretariado y respondía exclusivamente al Secretariado”.

    Foto: el juicio de los hermanos Ostaiza tuvo un fuerte resguardo policial.

    De acuerdo con la información de la Comisión, René Vargas reconoció ser amigo de Jorge Brito, quien también admitió haber tratado con uno de los hermanos Ostaiza por dos ocasiones. Vargas aparece en 2003 en una foto con Raúl Reyes en la selva del Putumayo. Además, entregó un certificado de buena conducta a Nubia Calderón, la “Embajadora de las Farc.“

    Chauvín tenía relación con Guillermo Cabrera, primo de Gustavo Larrea, según un video presentado por Fernando Balda, en el cual se advierte el interés de promover varios negocios de los Ostaiza en el sector petrolero.

    La 'frontera porosa'

    “Frontera porosa“, así se describe en el Informe de Angostura, a la frontera de 640 kilómetros que une Ecuador y Colombia. “Porosa“, no solo por que ha permitido el tránsito ilegal de más de un millón de desplazados colombianos a Ecuador, sino porque es el cordón de paso y disputa de precursores químicos, droga, armas, guerrilla, paramilitares, dinero. Historias cargadas de muerte y dolor.

    En el informe se relata la historia de Ángel Lapo, un comunero de frontera, quien a los pocos días de haber facilitado información a un investigador de la Comisión, apareció asesinado. “Los hechos hablan de un cuadro de frontera donde los campesinos e indígenas ecuatorianos han sido desplazados, instalándose en algunos casos bases con “desplazados plantados por las Farc“, que facilitan el narcotráfico y las acciones de grupos irregulares“

    Un ejemplo de desplazamiento es el ejecutado por Marcial Eduardo Campaña, un colombiano que con violencia desplazó a campesinos ecuatorianos de un zona protegida (Río San Miguel), e instaló ahí un campamento de encuentro de las Farc con narcotraficantes extranjeros, en el cual funciona un gran centro de acopio de precursores, drogas y armamento.

    Durante las últimas tres décadas, Ecuador enfrenta la evolución acelerada del narcotráfico. En la línea de frontera se han instalado laboratorios de procesamiento de drogas, campamentos fijos y móviles, depósitos de armas y combustibles, y más de 42 pasos ilegales. La provincia de Sucumbíos (Amazonía ecuatoriana) es utilizada como centro de operaciones por los Frentes 48 y 32 de las Farc. En las provincias de Esmeraldas y Carchi ejerce su influencia el Frente 29. Mientras que en Esmeraldas, otros grupos salidos del paramilitarismo colombiano, como los Rastrojos, Nueva Generación, Águilas Negras, y los Zorros se “disputan a sangre y fuego“ el control de los campamentos de precursores, armas y drogas. (Informe Angostura)



    «Ostaiza, Chaivín...Resurgir»»